El error nutricional que un corredor NO debe cometer

En cuanto nos proponemos iniciarnos en la gran pasión de correr, inmediatamente nos fijamos como objetivo aumentar nuestro rendimiento ¿o no? Y esto no está mal, pues es la zanahoria que nos guiará para superarnos a nosotros mismos.

En ese camino de superación, aparecerá el tema de la dieta y cómo debemos nutrirnos, y entre otras cosas para lograr mejores tiempos. También comprobaremos, que en la medida que llevemos una dieta adecuada, nuestro cuerpo se sentirá mejor. Pero ¿cómo debemos comenzar? Encontrar la dieta adecuada, puede ser un eterno debate, sin embargo, hay un gran error que muchos cometen, o cometemos.

El gran error que debemos evitar

El gran error es comenzar por el final. Es decir, incluir en la dieta una serie de componentes y productos pensados para maximizar el rendimiento deportivo. Pero ¿por qué es un error? Porqué primero hay que asegurar que la base de una buena alimentación esté cubierta.

Alimentarse bien puede ser más difícil de lo que se piensa. Pero la dificultad no es acceder a los alimentos sino no saber qué debemos comer.

La nutrición más adecuada para todo deportista, es una nutrición equilibrada. Esto significa comer la menor cantidad posible de productos procesados. Elegir los alimentos naturales, es la mejor forma de comenzar. Mucha agua, frutas, verduras, cereales, grasas saludables y carnes magras. Todo esto con el menor procesamiento posible y en proporciones moderadas.

Una vez que tengas asegurada una alimentación equilibrada, entonces podrás pasar al siguiente nivel. Esto puede incluir:

  • Macronutrientes que optimizan la adaptación al entrenamiento.
  • Suplementos proteicos.
  • Suplementos con efectos ergogénicos. ¡No olvides empezar por el principio!

Comentarios