Cerveza después de entrenar ¿se puede o no se puede?

Este es uno de los temas que más se presta para todo tipo de mitos. Desde que es casi un “veneno” tomar cerveza después de un entrenamiento, hasta escuchar que es una bebida casi “deportiva”. Ni lo uno ni lo otro.

Cómo pregonamos en este blog, la mejor forma de tomar decisiones acertadas en el mundo del deporte, es aprender de los que saben. La ciencia y la medicina nos dan los fundamentos, y hoy nos centraremos en la cerveza. Llega el fin de semana, y ¿quién no tiene ganas de tomarse una cerveza entre amigos?

Para que la disfrutes aún más, te contamos lo siguiente:

  • Cerveza después del entrenamiento. La clave aquí está en el tipo de entrenamiento del que hablemos, y en la cantidad de cerveza que tomes. No es lo mismo haber corrido una hora que haber andado en bicicleta 15 minutos.

La cerveza es una bebida que contiene aproximadamente un 90% de agua, más cereales fermentados, alcohol (entre un 3% hasta las de 30%) y bastante CO2.

El agua claramente te hidrata, el alcohol te deshidrata y el gas CO2 es el que te hinca. ¿Entonces significa que no puedes tomar? NO. Significa que te conviene elegir una cerveza de bajo alcohol, tomarla lentamente y en una cantidad que no supere el medio litro.

  • Una clave para disminuir el efecto “negativo” de la cerveza. Algo sencillo, es que tomes un litro de agua, un rato antes de tomar cerveza. De esta forma, aumentas significativamente el ritmo de eliminación por la vía urinaria. A mayor cantidad de agua que tomes, menor tiempo permanecerá la cerveza en tu organismo, y por tanto menor tiempo le das al gas para que permanezca en tu estómago.
  • El mito de los electrolitos. El hecho de que la cerveza puede ser saludable desde el punto de vista de los electrolitos, es completamente falso. Todas las bebidas, se componen de sales, y estas se disocian en electrolitos. Particualarmente el Na+ y el K+ son los que participan en el equilibrio de la membrana celular.Estos electrolitos tienen que estar disociados y libres para que el organismo los aproveche. No es el caso de la cerveza. Recuerda que SIEMPRE la mejor bebida para hidratar es el AGUA. Y cuando se necesita un “golpe” de hidratación hay que buscar bebidas con agregados de sal.

Practicar deporte y disfrutar de una cerveza es ¡posible! todo depende de como tu mente lo controle.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here