Vacaciones y entrenamiento al mismo tiempo

Llegan las vacaciones y el gimnasio también se toma vacaciones. Pero sin embargo, puedes aprovechar las dos cosas al mismo tiempo: entrenar y disfrutar.

Si las vacaciones serán en la costa, entonces puedes hacer de ella un estupendo gimnasio. Correr en la arena y nadar en el mar, son dos de los mejores ejercicios para un deportista.

A continuación van algunos “tips” que son claves, para justamente lo disfrutes al máximo y aproveches para entrenar.

  • Correr en la arena. Si decides correr en la orilla y sin que el agua te llegue, tendrás la ventaja de tener un suelo más duro. Hay que cuidar especialmente los tobillos y las rodillas. Pero con un buen calentamiento, trotar posteriormente en la orilla es excelente. Incluso puede ayudarte a curar algún posible esguince.

Correr en la costa te ofrece la ventaja de que sentirás menos el calor, y por tanto es un elemento menos que te juega en contra.

  • Con el agua hasta las rodillas. Esta condición es excelente para practicar series cortas y ejercicios de calentamiento. El agua ejercerá una fuerza contraria al movimiento de tus piernas. Esto hará que el ejercicio sea más intenso, a que si lo haces con el agua hasta los tobillos por ejemplo.

Hacer ejercicios en esta condición te permitará trabajar los tríceps y los cuadríceps de manera importante.

  • Nadar en el mar. Sin duda que es algo que tienes que aprovechar para hacer. Además de ser uno de los ejercicios aeróbicos más importantes, el agua marina tiene ventajas adicionales. La composición del agua, ayuda a desinflamar cualquier zona afectada. Es saludable especialmente para las articulaciones.

Las corrientes marinas ejercen una fuerza mayor comparada con la de una pileta. Aprovéchala para ganar en resistencia.

Además de todos beneficios, estará el de sentirte mejor contigo mismo, pues no habrá culpa por haber abandonado al deporte.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here