Saltar al contenido

¿Correr hace mal a los huesos?

lesion osea

“Correr hace mal a las articulaciones y a los huesos”, afirman categóricamente muchos. Lo cierto es que no es así. Para comprender y “desasnarnos” es aconsejable comprender como ocurren los principales problemas que pueden aquejar a los corredores. Pero algo muy importante: no solo a los corredores y deportistas, les pasa esto, sino que todos podemos sufrir de las siguientes dolencias.

A continuación van algunas explicaciones, que han hecho distintos especialistas médicos:

  • Artritis. Esta enfermedad nada tiene que ver con que corras o no. Si tiene una gran influencia el material genético, es decir que si tus padres padecen de artritis y aunque tú nunca hayas corrido tienes más probabilidad de padecerla, que un corredor que no tiene antecedentes familiares.

La artritis es la inflamación de las articulaciones, y esta inflamación puede ocurrir por varias causas: herencia genética, mal funcionamiento del sistema inmuno, defecto del cartílago, y una lesión mal tratada. Sin embargo, el correr por si mismo no es una causa.

  • Correr daña las rodillas, y por eso duelen. No es así. Las rodillas pueden doler por distintos motivos, pero no por el mero hecho de que correr sea malo. A veces sucede que las personas han hecho movimientos determinados que les genera una hiperextensión de rodilla ( la rodilla se ha curvado hacia atrás). Esa persona si corre, a una distancia de 2 km aproximadamente va a sentir dolor. Pero la causa no es porque haya corrido, sino por la situación previa anterior.

 

También sucede, que la rodilla y dado que es una articulación que rota mucho, es propensa a un desgaste de cartílago importante. Y en quienes la “usan” más, como son los deportistas en general, el dolor puede aparecer un poco antes. Pero dicho dolor no es a causa de correr.

El dolor muchas veces aparece, porque el corredor no está corriendo del todo bien. ¿Qué significa esto? que no apoya como es debido, que no usa las zapatillas más adecuadas en función de su tipo de pesada, o que no cuida su sobrepeso.

  • Correr genera contracturas. No es así. La contractura en general proviene de un sobresfuerzo, de un mal acondicionamiento de la musculatura para la actividad física o a falta de estiramiento. Si todo se hace como se debe hacer, correr no causa contractura.

Correr no solo hace bien a tu cuerpo, sino que a tu mente también.