Saltar al contenido

Cómo detectar una lesión de cintilla iliotibial

Cintilla iliotibial

Una de las grandes protagonistas de las lesiones de rodilla, es la lesión de cintilla iliotibial. De hecho también se conoce como el Síndrome de la rodilla del corredor. Es muy común y también muy dolorosa, al punto que incapacita a seguir corriendo.

Cuando un corredor padece esta lesión, la rehabilitación de la rodilla puede tomarle mucho tiempo. Técnicas de fisioterapia deportiva, sumado a medicamentos y suspensión de actividad deportiva suelen ser los tratamientos más frecuentes.

Aprende a escuchar tú cuerpo y detectar a tiempo una futura lesión de cintilla iliotibial

En el caso concreto de esta lesión, lo que ocurre es que el tendón de la banda iliotibial se desliza repetidamente con epicóndulo externo del fémur. En palabras más sencillas, esto se traduce en un gran dolor de rodilla en lateral externo o la parte lateral interna de la rodilla.

Algunos síntomas propios de esta lesión son los siguientes:

  • Comienzo del dolor. El dolor comienza después de correr 10 o 15 minutos y a partir de ahí el dolor va aumentando.
  • Tipo de terreno en el que molesta más. El dolor molesta más cuando vas cuesta abajo y en ritmos lentos. Esto es así porque en esas condiciones hay un mayor tiempo de contacto, en el que roza la cintilla y el epincóndolo.
  • Dificultad para rodar. Cuando comienza la molestia, y mueves la rodilla, lo que percibes es que esta tiene gran dificultad para rotar. Esta puede ser una clara señal.

Cómo recuperar lesion cintilla iliotibial

 

Que padezcas algunos de estos síntomas no quiere decir que padezcas esta lesión, pero si debiera ser un motivo de consulta médica. Si sigues sufriendo durante varios días, después del descanso y el dolor en la cara externa del muslo se mantiene. Lo mejor es un especialista muscular para que realice un buen diagnóstico, ellos te harán más preguntas y análisis tendientes a diferenciar los posibles tipos de lesiones.