Saltar al contenido

¿Por qué no adelgazo? Tu cuerpo ya no adelgaza

Esta pregunta es bastante más frecuente de lo que podemos imaginar. ¿No te ha ocurrido que aún haciendo una dieta “mortificante” o invirtiendo muchas horas en el gimnasio la balanza no se mueve? Seguimos todas las recomendaciones para la alimentación adecuada y ¡nada! Esto causa mucha frustración y ansiedad. Con base a esta ansiedad comemos más y entramos en un círculo vicioso. adelgaza

Razones por las que tu cuerpo no adelgaza

Las razones son diversas y de distinta índole. Algo general y que debemos saber es que a medida que pasan los años es más difícil perder peso. Veamos un resumen de las principales causas:

  • Alimentación inadecuada. Es obvio pero muchas veces incurrimos en el mismo error. Y con alimentación inadecuada no solo queremos decir comer mucho, sino comer “mal”. No existe una dieta única y universal. Una buena alimentación diaria implica contemplar la edad de la persona, el género, la actividad que normalmente realiza y si tiene problemas de salud. El gran problema es que muchas veces las personas siguen dietas que no se adecuan a sus características, y por ello no se obtienen los resultados deseados.
  • Esta es la gran enemiga de muchos males, y entre ellos la de no poder adelgazar. Es frecuente encontrar personas que durante mucho tiempo siguen una correcta nutrición dietética, hacen deporte y en un ataque de ansiedad tiran por tierra todos los esfuerzos.
  • Enfermedades desconocidas. Un claro ejemplo es el hipotiroidismo. Cuando la tiroides trabaja “menos” el metabolismo se enlentence y esto se traduce en un menor consumo de calorías.

El síndrome de Cushing, un problema en las glándulas suprarrenales, es otra clásica enfermedad que estimula la formación de la grasa abdominal. Y la lista puede continuar, por lo que siempre es aconsejable obtener la opinión médica al respecto.

  • Masa muscular versus peso. Muchas veces las personas entienden que con ir al gimnasio o practicar desesperadamente un deporte, van a adelgazar. Es posible que sí pero es posible que no. ¿Por qué? Porque hay que separar dos cosas bien diferentes: grasa con masa muscular. Es más, la balanza puede confundirnos pues en la medida que ganamos masa muscular (cosa que sucede cuando practicamos deporte) nuestro peso aumenta. Pero bien distinto es el tema de aumentar de peso debido a la presencia de grasa.

Pueden haber más razones por la que nos cuesta adelgazar, pero el punto es el siguiente: si nuestro objetivo es perder peso debemos considerar a nuestro organismo como una integración. Esto significa contemplar una dieta adecuada, una rutina deportiva favorable, un estado emocional que promueva el objetivo que deseamos alcanzar y finalmente la opinión de los profesionales. Después de esto ¡seguro que logras tu objetivo!